Archivo de la etiqueta: ponerse en marcha

¡Cómo decíamos ayer!

Como decíamos ayer…

Fray Luis de León, retomó sus clases en la universidad de Salamanca después de un largo tiempo alejado de sus clases a causa de un proceso por parte de la Inquisición que lo llevó a la cárcel durante cinco años como consecuencia de haber traducido textos del Antiguo Testamento al castellano; lo que era considerado lenguaje vulgar. Sigue leyendo ¡Cómo decíamos ayer!

Hablemos de objetivos

El pasado viernes, en el espacio de Oid Radio, Cantabria al día, en en el espacio de Coaching quincenal  en el que colaboro, hablamos sobre objetivos.

Repasamos como definirlo bien, expusimos qué requisitos tenían que cumplir nuestras metas para lograrlas,  e indicamos qué hacer una vez que tenemos claro a donde queremos llegar.

Te invito a que oigas el post coast, y a lo que es más importante: Definir tu objetivo e ir a por él.

 

PINCHA EL ENLACE: Hablamos de objetivos

 

Los ladrones del tiempo II

 

En la anterior entrada hablábamos sobre la gestión del tiempo e invitaba a que cada uno descubriera cuales eran los suyos.

¿Los has descubierto?

Si no ha sido así, no pasa nada, vamos a ver cuáles son los más habituales, aquellos que hacen que no rindamos y que el tiempo se nos escape como humo.

1. La improvisación.

El no planificar nuestras tareas e ir trabajando a lo loco, nos roba muchísimo tiempo además de hacer improductivo nuestro trabajo. Una buena planificación,  el saber qué tengo que hacer, como. Establecer un itinerario, tener claras las prioridades, organizar bien el trabajo, cuánto tiempo puede ocuparme cada actividad, ayuda a aprovechar el tiempo y a hacer nuestro trabajo con menor esfuerzo y más relajadamente.

Para ello, hacer una lista con lo que hay que hacer, planificar y repartir el trabajo según su importancia o dificultad, acabar lo que se empieza, no postergar tareas, no empezar mil cosas a la vez, prever tiempo para cualquier imprevisto; puede ayudarnos a tener una buena organización de nuestro trabajo.

2.  Las interrupciones.

El teléfono que suena, el compañero que nos distrae, las visitas inesperadas, el mensaje del móvil que miramos, un aviso en nuestra pantalla que nos indica que está entrando un email….todo aquello que nos descentra de lo que estemos haciendo son otros de nuestros ladrones y nos roban un tiempo precioso. Además de hacer que nos descentremos y nos cueste volver a centrarnos en lo que estamos haciendo.

Habrá que buscar estrategias para que esto no ocurra: No coger el teléfono, avisar de que estamos haciendo algo importante y que no nos interrumpan, poner el móvil en silencio…

Identifica las interrupciones que tengas y ponles remedio y ten en cuenta otra cosa. No seas tú el que interrumpe.

3.  La televisión.

Un gran enemigo. Podemos pasar horas delante de la televisión, y dedicarle un tiempo que podríamos dedicarle a otras cosas.  Según unas estadísticas que he tenido ocasión de consultar, nos pasamos casi 4 horas diarias viendo televisión, cuatro horas que se nos escapan sin más y sin casi ningún beneficio para nosotros.

Aunque lo hagamos para relajarnos y descansar, sería bueno buscar alternativas, explorar otras vías de esparcimiento que además, seguro serán más enriquecedoras. Además de ganar tiempo, aprenderemos a ser más selectivos a la hora de elegir qué ver.

 

tv_retro2_web

 

4. Internet

Gran aliado, es verdad, pero también nos hace perder mucho tiempo. ¿Cuantas veces  nos hemos sorprendido al darnos cuenta de las horas que nos hemos pasado navegando, sin apenas darnos cuenta? ¿Cómo es tu relación con Internet? Navegando, he encontrado estas preguntas que pueden darte luz sobre ello.

tv-internet

  •          ¿Utilizo aplicaciones, entro en redes sociales o me pongo a ver blogs de manera automática y sin pensarlo?».
  •            Esto que estoy utilizando, leyendo o entrando a diario incluso en varios momentos del día, ¿de verdad me sirve para algo?
  •        ¿Qué herramientas, servicios, aplicaciones, blogs o sitios web puedo eliminar o dejar de visitar para hacerlo todo más simple?
  •        ¿El tiempo que paso en internet me está impidiendo hacer otras cosas más productivas?

Sí la contestación a las preguntas anteriores te ha encendido la luz de alarma. Ponte manos a la obra: selecciona, redirige, toma conciencia de que estás ante un gran ladrón del tiempo y toma internet como lo que es: Una herramienta estupenda que está a tu servicio para mil cosas, pero no para que sea el centro de tu vida ni para impedirte hacer otras actividades mucho más efectivas, placenteras y productivas. Y sobre todo ¡Cuidado! que jamás Internet, sea un obstáculo para cultivas tus relaciones sociales.

 5. El teléfono.

¿Cuanto tiempo pasas hablando por teléfono? ¿Son tus conversaciones interminables? ¿Lo utilizas para nimiedades? ¿Tienes el móvil permanentemente encendido y no contestas siempre aunque estés con otras personas?

Si esto es así. OJO. Estás frente a otro ladrón de tiempo que además acarrea algunas consecuencias:

  •  Rompe tu concentración si estás trabajando.
  • Te da la sensación de que estás haciendo algo productivo, cuando la realidad es muy otra, el tiempo de más que pasas hablando por teléfono, te está impidiendo hacer otras cosas, realmente más importantes.
  •  Obstaculiza tus relaciones personales. A todos nos ha pasado el estar con alguien que de pronto nos deja “abandonados” por contestar una   llamada, la mayor parte de las veces intrascendente.
  • Rompe tu descanso y tu tiempo de ocio. Importantísimo si queremos tener una buena salud física y mental.Movil_Principal_1

Solución: Tener muy presente que el teléfono es sencillamente una herramienta para facilitarnos la vida, ahorrarnos tiempo, comunicarnos efectivamente. Si esto no se cumple, ya estamos mal utilizando el teléfono y dándole un uso distorsionado, que no es el adecuado.

Aprendamos a ser concretos y precisos en nuestras conversaciones telefónicas. A no contestar si estamos ocupados, a tenerlo en modo silencio cuando sea necesario.

Y no nos sintamos culpables, ni pensemos que estamos desatendiendo al interlocutor.

 

Estos ladrones lo he extraído de un artículo muy interesante de Alberto Pena, formador de productividad y Gestión personal.

Aquí dejo el enlace por si alguien quiere consultarlo: http://thinkwasabi.com/wp-content/downloads/LadronesTiempo.pdf

Pero cada uno tiene sus ladrones del tiempo. Cada uno debemos ser conscientes en qué se nos va el tiempo. Merece la pena pararse y reflexionar y tomar medidas para eliminarlos.

En nuestras manos está la decisión de como emplear nuestro tiempo, si queremos aprovecharlo o perderlo. Nosotros somos los responsables de que se nos vaya entre las manos sin más.

La vida es una y hay que vivirla y el minuto que pasamos sin vivirlo en plenitud no vuelve. No lo perdamos.

 12