Archivo de la etiqueta: positividad

No te compares con nadie

Las comparaciones son odiosas

Por una pradera volaba un cuervo que se preguntaba ¿Porqué nací cuervo y no pez o león?
Una pantera que estaba descansando en la rama de un árbol lo escuchó y le dijo:                                     134838375.LSFXRK7G
-“Naciste cuervo y no otro animal porque la naturaleza es vieja y sabia”.
– “¿A qué te refieres?” preguntó el cuervo.

– “A que deberías estar agradecido por tu bello color negro y por tus alas poderosas que te permiten volar”.
El cuervo reflexionando un poco contestó:
-“¡Tienes mucha razón, nunca lo había pensado desde ese punto de vista!”

Desde ese día el cuervo dejó de compararse con los demás y vivió contento y orgulloso de ser un ave libre como el viento.
Autora: Mónica Esparza. Sigue leyendo Las comparaciones son odiosas

Acéptate

10 pautas para sentirte bien contigo mismo.

Esta semana ha sido comentario común la actriz  Renee Zellweger, un sorprendente cambio físico ha sido la causa.

No voy a meterme en valorar razones, resultados ni siquiera mi opinión. Pero sí lanzo una invitación a la reflexión.

¿Cómo te ves?

Acéptate

¿Te aceptas? ¿Te quieres? Sigue leyendo 10 pautas para sentirte bien contigo mismo.

VIVO EN PLENITUD

Vivo EN PLENITUD cuando soy yo mismo, cuando me cuido, no sólo por fuera sino también por dentro,  buscando posibilidades para crecer, para mejorar.

Vivo EN PLENITUD  cuando soy capaz de vivir conforme a mis valores, sin dejarme influir por modas,  por  los criterios de los demás,  por el miedo a que no me acepten como soy por la necesidad de agradar. Sigue leyendo VIVO EN PLENITUD

Usted ríe poco

Érase un hombre que vivía agobiado, lo estaba pasando mal y pensaba que estaba al borde de una depresión.

Decidió visitar a un psicólogo.

Al psicólogo le contó que estaba temía salir del trabajo, en su día a día era lo que más miedo le daba: mientras trabajaba, todo iba bien, pero cuando llegaba a su casa, empezaba a ponerse nervioso, se agustiaba, sentía vértigo, se mareaba.

Él no sabía lo que le pasaba, lo que quería hacer con su vida, qué camino tomar…

Cuanto más se adentraba en la noche, más pánico le entraba y más tensión sentía.

Por eso a menudo pasaba noches enteras sin dormir.

Ya no podía más…

Curiosamente al día siguiente, cuando llegaba al trabajo y se metía en su taréa, todos esos síntomas desaparecían. El psicólogo escuchó atentamente todo lo que el señor decía.

Cuando hubo terminado, le dijo:

– “Usted se ríe poco”.

Y añadió la siguiente sugerncia:

-” En la ciudad hay un humorista muy famoso y buenísimo. Todos los que han ido a verlo han salido llorando de risa.

Antes de inciar ninguna otra terapia, yo recomiendo a mis pacientes que vayan a verle.

Con este humorista olvidan sus problemas, las cuestiones intrascendentes y la risa les aleja del miedo, de la angustia, de la depresión.

Así que vaya a verle. Ríase.

Disfrute con él y despues, si todavía lo cree necesario, iniciaremos un tratamiento”.

Cuando el psicólogo terminó de hablar, el señor se quedó un buen rato callado, todavía más triste y cabizbajo.

Por fin levantó la cara, cubierta de lágrimas y con mucho esfuerzo respondió

– Ese humorista soy yo.

(F. Botella )

543907_365693296860960_1179161180_n

¡ Cuantas cosas se desprenden de esta historia!

A veces nos desvivimos por los demás y nos olvidamos de nosotros, nos ocupamos de todos y ¿qué pasa con nosotros?

Quizás damos una imagen que no es la nuestra, nos olvidamos de observar qué nos pasa por dentro, de expresar lo que queremos y sentimos. Hacemos reir al otro cuando lloramos por dentro.

¿Porqué no somos más auténticos? ¿ A qué tememos?  ¿Qué pasaría si nos ocupáramos más de nosotros mismos ? ¿No seríamos mejor personas? ¿ No tendríamos más que dar? ¿ No sonreiríamos de una forma franca? ¿No tendríamos el corazón y la mente más ligeros?

Esta es mi reflexión

¿Cuál es la vuestra?

¿ Te ocupas o te preocupas?

¿Te angustia lo que pueda pasar mañana?

A veces, muchas veces nos “preocupamos”.Hacemos un mundo de pequeñas o grandes cosas que no sabemos si sucederán o no, pero nos hacen perder la paz, angustiarnos, poner el foco en lo que aún no ha sucedido y que no sabemos si pasará, perder nuestras energías.Y mientras tanto el presente pasa…..y lo vivimos con ansiedad, con miedo, con incertidumbre……

….Y no nos “ocupamos”, nos estamos apartando de lo que de verdad está pasando, viviendo un mañana imaginado y desviviendo un hoy cierto.

Y lo que es más curioso esas preocupaciones tienen un componente negativo.

Y la mayoría de las veces no ha llegado la sangre al río…las cosas no han sido como las imaginábamos y hemos desperdiciado momentos preciosos de nuestras vidas por algo que no ha sucedido y vivido una ansiedad inútil por algo que fue mucho más sencillo de lo que pensábamos.

¿Te ayudan esos pensamientos, esa actitud a ser más feliz a sentirte mejor? ¿ De verdad te resulta útil precuparte por las cosas antes de pasen? ¿Las evitas? ¿Suceden?
¿Han sido tan tremendas como imaginabas?

Igual piensas que sí, que actuando de esta forma te preparas para lo peor.

¿Y porqué no te preparas para lo mejor? tiene las mismas posibilidades. No somos capaces de predecir el futuro. Así que ¿ porqué no imaginar las cosas positivas que tal vez ocurran en vez de las negativas?

Te propongo que te ocupes, que vivas el hoy, el  presente con plenitud, con confianza, con alegría, disfrutando y ocupándote de lo que realmente sucede y a pensar que van a pasarte mil cosas positivas en la vida.

A OCUPARTE, NO A PREOCUPARTE.